La Comunidad de Madrid ha remitido a administradores de fincas y vecinos de la región una batería de medidas excepcionales y recomendaciones que deberán aplicar ante la pandemia del coronavirus, que incluye, entre otros, la clausura de los espacios comunes.

La Comunidad de Madrid ha remitido a administradores de fincas y vecinos de la región una batería de medidas excepcionales y recomendaciones que deberán aplicar ante la pandemia del coronavirus, que incluye, entre otros, la clausura de los espacios comunes.

Según ha explicado el Ejecutivo regional, la carta ha sido redactada en colaboración con Seguridad y Emergencias de Madrid 112 (ASEM), las direcciones generales de Vivienda y Administración Local y el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid. Entre los consejos que incluye están el confinamiento domiciliario y el apoyo a los colectivos más vulnerables al virus.

Así, ha destacado que desde ASEM 112 se han incrementado los recursos personales y materiales en el ámbito de la protección social para las personas más vulnerables, pero aún pueden darse “situaciones extraordinarias en el entorno de cada comunidad de vecinos”, por lo que ha apelado a la solidaridad de los presidentes de las comunidades de vecinos para que “promuevan el desarrollo de labores sociales” en bloques de viviendas y urbanizaciones como la creación de un grupo de WhatsApp para organizar a voluntarios que atiendan a los más vulnerables en labores como la compra.

En esta línea, el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, se ha referido las medidas que tendrán que poner en marcha los colegiados en las comunidades que administren, así como las medidas de seguridad que deben seguir los empleados de fincas: conserjes, porteros, limpiadores, vigilantes o personal de mantenimiento; entre las que ha destacado la obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad entre las personas que transiten espacios comunes.

Además, se aconseja que los administradores de fincas atiendan únicamente asuntos de carácter urgente fuera de su horario y funciones, siempre contando con las precauciones indicadas; y el uso de guantes y mascarillas en la limpieza diaria, y extremar la precaución en las zonas comunes más sensibles, como puertas de acceso, botoneras de ascensores, portero autonómico, videoporteros y pasamanos de escaleras.

Ajustar el horario de los conserjes a lo imprescindible

A continuación, ha solicitado a los administradores de fincas que clausuren los espacios comunes a los que solo deberán acceder el personal de mantenimiento y el de limpieza. Otro de los sectores más afectados con las medidas de seguridad son los porteros, a los que se le recomienda que permanezcan en la portería y utilicen las primeras horas del día para realizar las labores cotidianas.

Desde la Consejería de Vivienda y Administración Local se aconseja además a las comunidades de vecinos que valoren la adaptación del horario del conserje al trabajo de sus labores estrictamente necesarias y a la organización de la recogida domiciliaria de basura, que continuará en los días y horarios establecidos, así como de los residuos domésticos procedentes de los hogares con personas aisladas o en cuarentena.

En este sentido, ha pedido a las comunidades de vecinos que cumplan las normas de cada edificio, recogidas en los carteles informativos que están colocando el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, y reducir al mínimo los servicios de peluquería a domicilio así como los envíos a domicilio. Por último, ha pedido que se suspendan la celebración de juntas de propietarios, ordinarias y extraordinarias.

 

Fuente: CADENA SER.